Translate

31 dic. 2011

San Silvestre de Valencia



En mi tierra somos así, explosivos, llenos de vida y color, hoy a las 20 horas la plaza del ayuntamiento de Valencia no estaba llena de corredores, no,  estaba a reventar, como si un día de Fallas de San José a la hora de la mascletá, toda la plaza llena de jóvenes, niños, maduritos, de esport, disfrazados, carritos de bebé, osos, ángeles, vacas, demonios, campanillas, abejas y abejorros, supermanes, romanos, incluso he visto a Michael Jackson buscando a su médico, etc etc, las calles adyacentes a la plaza del ayuntamiento también llenas de corredores, y llena de ilusiones que quieren a pesar de la crisis económica, de valores y de la decadencia de nuestra sociedad, mostrar su lado más amable, disfrutar con una carrera de 4400 metros por pleno centro, la ronda de Valencia, con público que se lo ha  pasado en grande viendo a los pocos corredores, muchos trotones y andarines que llenamos las calles de mi ciudad.

Así se ha desarrollado la carrera que comenzó, como todo empieza en mi ciudad, con fuegos artificiales,  12000 dorsales agotados y muchas personas corriendo sin dorsal,  un éxito total, inmenso, colosal, y esto apenas cuesta dinero, el deporte popular en Valencia es hoy correr, correr por el cauce del rio, verdadero secreto y lujo de mi ciudad, ahí se han abierto los pulmones de muchos de nosotros y después nuestros corazones, porque este deporte te iguala, vamos casi pegados a la tierra, compartiendo el aire, los baches de la calzada, el calor y el frio, compartimos la misma ilusión llegar alguna parte, muchas veces no sabemos ni donde llegaremos, pero lo importante es empezar, y he visto en la carrera multitud de niños de todas las edades, futuro vivero de campeones, de plusmarquistas  de ilusión.

Cuando tan mal ejemplo nos dan nuestros políticos, banqueros,  personajes de la farándula televisiva, sacerdotes pecadores y demás gente de mal  hacer y mejor vivir, da gusto ver como la gente del pueblo llano, que vive su vida a parte de todo lo anterior, se reune a la misma hora de forma festiva, sin ninguna pretensión que pasarlo bien de forma sana, para mis conciudadanos mi felicitación y orgulloso estoy de pertenecer a un pueblo que con tan poco que le dan tan bien se porta.

29 dic. 2011

fin del año 2011, nunca lo olvidaré.

Hoy 29 de diciembre, se nos escapa  el tiempo como fina arena entre los dedos de la mano,  es tiempo de mirar atrás y ver  si hemos conseguido lo anhelado,  no puedo quejarme del 2011, una maratón y me encuentro mejor que nunca y con nuevos retos, apuntado a los 10 k de Divina Pastora del 8 de enero con el objetivo de bajar de 50 minutos,  después la media maratón de Sagunto y la maratón de Madrid en abril.

El material deportivo nunca parece suficiente, tras leer en los foros, y escuchar a otros corredores, he adquirido las medias compresoras para las piernas, compresport R 2,  todavía no puedo manifestarme, pues solo he entrenado con ellas una sesión, pero si solo son la mitad de lo que dicen merecerá la pena, en principio sirven para descargar los gemelos y sóleo, también para recuperarte después del entrene o la carrera y según dicen, previene lesiones, en fin, sólo les falta hablar,

Pendiente de la San Silvestre valenciana, mañana la correré para despedir el año con buen humor, me encanta esta carrera, desenfadada, los disfraces, la ausencia total de espíritu competitivo, sólo dar una vuelta por  el centro de Valencia y divertirse con lo que nos gusta, correr. Ahora hay múltitud de San Silvestres con lo que creo que se desvirtúa, no por el número, sino porque son muchas y en días diferentes con lo cual desde hace días hay varias San Silvestres, así hay corredores que acabaran el año con siete u ocho.

Mi entrenamiento ahora ha cambiado mucho, salgo a calentar, realizo series y para casa, muy pocos kilómetros, pero siempre series  Farlek, por lo que acabo cansado, también he vuelto al gimnasio, aunque sea una vez a la semana, es lo que menos me gusta con diferencia.

Hay un objetivo nuevo, tal vez un poco exagerado, pero que me está rondando la cabeza, seria escribir un libro, sobre como preparar la maratón, hay muchos, y el mio será de los peores pero yo he plantado más de un árbol, también tengo descendencia y un capítulo de un libro publicado, pero no uno sólo mío, y si he corrido una maratón TODO ES POSIBLE.

20 dic. 2011

Penúltima entrada del mi blog, después de la maratón

El 29 de abril del 2010 nació este blog, con un propósito, servirme de guía, de faro, para la  entonces y de verdad, improbable,   terminación de la maratón de Valencia, con este propósito empecé como se empiezan muchas cosas, sin saber si saldrá algo positivo, sino lo aborreceré y  lo dejaré a medias. Poco a poco, y sin saber nada de todo este mundo de los blogs, ni del atletismo en general, por un camino en solitario, he aprendido a entrenar, a escuchar el propio cuerpo sin alarmismos ni exageraciones, a ser constante, a correr despacio (casi lo más difícil ), me he hecho un experto en zapatillas, en alimentación etc, hasta me ha empezado a gustar esto de escribir en mi modesto blog, porque al no tener ni puñetera idea, aún tengo muy poca, de todo esto, muchos de los posibles recursos para que el blog sea menos peñazo, son desconocidos para mi, con lo cual se me han pasado desapercibidos.

En todo este tiempo solo un sentimiento ha estado  " in crescendo", las ganas terribles, casi maniacas de correr la maratón, seguro que me he pasado dos pueblos, pero como he tenido un final feliz, pues no pasa nada, más contentos que unas pascuas.

Ahora me encuentro mejor que nunca, y casi siento que puedo hacer cualquier cosa, menos tirarme con paracaidas, que eso me da mieditis, ahora mi proyecto más cercano son los 10 k de Valencia, donde si quiero competir conmigo mismo y bajar de 50 minutos, después la MAPOMA, en la que ya estoy apuntado, el 22 de abril, en Madrid, y sino me pasa nada, tal vez logre mi segunda maratón.

Solo quería hacer una y ya estoy pensando en abril  Madrid , noviembre Valencia, luego Barcelona y Castellón en abril del 2013, proyectos de futuro.

Pero este blog solo estaba pensado para ayudarme como novato en mi primer maratón, y estoy pensando en cerrarlo, ya no tiene mucho sentido y por eso el nombre de la entrada, porque aún quiero escribir una última entrada, porque me cuesta dejarlo.

Correr la maratón ha sido EMOCIONANTE, antes de correrla ya  me emocionaba y  ahora días después  aún cuando pienso en ella, todavía se me queda la cara de tonto, y  es  como todos la cuentan, una carrera majestuosa, dura y larga, pero cuando vas por la  alfombrilla  a punto de llegar, esa sensación no puede escribirse,  ni se contada, solo puede ser vivida, y por una vez, lo conseguí y estoy orgulloso de poderlo contar.

La vida sigue, y los entrenamientos, el frio, los turrones y los dulces que inevitablemente nos harán engordar estas Navidades, pero para abril estaremos, espero, apunto para correr una nueva maratón y de volver  a sentir otra llegada a meta, otra inyección de endomorfinas sin jeringulla, ¡ a lo bestia!.

10 dic. 2011

Y después de la MARATÓN ¿qué?

Esa pregunta es la que me estoy haciendo ahora, realmente la experiencia ha sido muy satisfactoria y mirando ahora por el retrovisor del tiempo me doy cuenta de que mi  plan para correr la maratón ha funcionado a la perfección, he conseguido acabar la maratón y casi sin sufrir, casi cinco horas sin parar, no ande en ningún momento, aunque tenia previsto andar en los avituallamientos, y  el ritmo fue lento y constante en toda la maratón, pero el mérito no es mio sino del grupo en el cual corrí, nos entendimos a la perfección y nos hicimos compañia practicamente toda la maratón, así  fué mucho más distraido y los kilómetros pasaban de forma rápida, solo al final estuve tentado de correr hacia la salida, porque me daba cuenta que se acababa mi primer maratón, que ya no sería lo mismo, en fin que ahora estoy muy contento, e incluso me estoy pensando apuntarme a la MAPOMA, me han hablado muy bien de esa maratón y  es como si estuviese en casa.

Después de la maratón estaba sorprendentemente muy entero, unas pequeñas agujetas que me duraron unos tres días, pero nada del otro mundo, en los días siguientes a la maratón,  la vida fué normal, sin cambios, solo que estuve seis dias sin correr, ya el el domingo participe en la carrera de Ruralcaja de las Fallas, y esta semana estoy entrenando con normalidad, entrenes más cortos pero más intensos, estoy con las series, para aumentar velocidad, ya que mi próximo objetivo es la carrera de los 10K, de enero, me gustaría bajar de los 50 minutos, ya sé que es una marca muy flojita, pero para mi, de momento, nunca lo he conseguido, hace un año lo intente y me falto casi un minuto, este año no se me escapa.

Voy hacer otro plan este de solo tres semanas con la pretensión de mejorar en los 10k, las comilonas de la Navidad están en contra, de hecho después de la maratón he comido  en exceso.

Después de la maratón  te quedas muy satisfecho y a la vez con  la sensación que te falta algo, el reto conseguido, pero me molesta no tenerlo de nuevo, como carreras  de larga distancia este es mi límite, no pienso hacer ninguna más larga, pero en cambio hay otro tipo de carreras que las tengo en el punto de mira, las carreras de montaña, seguro que me gustan pero de momento no tengo calzado para correr este tipo de carreras pero eso puede cambiar, han empezado las rebajas y el instinto consumidor me esta tentando, zapatillas de trail sensor de Asics o las trabuco XA pro ultra, parecen una buena opción, la maratón de montaña, no tiene mala pinta, pero aún  los espíritus de las carreras tienen que tentarme un poco más...., y es que este mundo del " runner " nos va cambiando, y nos abraza, nos envuelve en su sutil atractivo etéreo e invisible, nos acaricia , nos transforma y solo queremos correr, correr cada vez más lejos, más deprisa , no vamos huyendo sino buscando, aunque para todos no sea lo mismo,  lo encontramos cuando corremos, cuando llegamos a la meta  rompiendo moldes.

9 dic. 2011

historias del maratón. 4

Copiado del blog    http://hoyempiezoacorrer.blogspot.com/2008/05/historias-de-la-maratn-episodio-1.html



Historias de la Maratón.  Gabriele Andersen- Scheiss
El Maratón de Los Angeles 1984 ha pasado a la historia fundamentalmente por dos cosas:
Fue el primer maratón olímpico femenino de la historia.
Se vivió una de las ovaciones más grandes del olimpismo y no fue a la primera clasificada.
Aquel dia con unos 27º de temperatura y una humedad muy alta, tomaron la salida 50 mujeres para afrontar los 42,195metros, solo 44 llegaron, pero la que llego en la posición 37 pasaría a la historia y esta fue Gabriele Andersen – Scheiss, una norteamericana nacionalizada Suiza, pais que defendió en aquellas olimpiadas. Su nombre va ligado a la maratón olimpica femenina desde aquel día, su vuelta al estadio con medio cuerpo paralizado por los calambres, el público en pie, los médicos siguiendola sin tocarla porque sería sancionada si la atendían.....son imágenes que nunca se olvidarán.

Su hazaña no solo sirvió para protagonizar uno de los episodios más famosos de la historia del olimpísmo, si no que a partir de ello se redactó la ley Scheiss, por la cual ya no se sanciona a ningún participante en la maratón por ser atendido por los servicios médicos durante la carrera.

Una vez entró en meta, atendida por los servicios médicos se recuperó rapidamente, horas después en una conversación con periodistas explicó el porque de su sufrimiento, ella sabía que por su edad era su última oportunidad olímpica, curiosamente en la primera de la historia. ¿Sabeis cuanto tiempo tardó en correr su siguiente carrera? 4 días.
Así fue como ocurrió:






P.D:  Rechaza la ayuda de los doctores, en aquella época si te echaban una mano estabas eliminado/a.

Asi es como no quería llegar a la meta, no me gusta ver este tipo de videos, el sufrimiento del corredor casi al borde de la estenuación, no creo que haya que llegar tan lejos.

5 dic. 2011

Crónica de la MARATÓN de VALENCIA

Crónica de la maratón de Valencia




Todo empezó el 8 de abril del 2009, pero no voy a ser cruel y explayarme en los casi dos años y medio de entrenamientos, carreras populares y medias maratones, pero si , como de forma natural los retos personales van aumentando progresivamente, primero una carrera de Ruralcaja, luego unos 10 k, los 15, te metes en la media maratón y ahí crees que se acabó , pero no, cuando has llegado a terminar varias, lees en los foros, escuchas a tus compañeros maratonianos, escuchas la llamada profunda de la maratón, y como de una posible pero no probado hecho de un posible Filípides u otro griego, nosotros oímos una vocecita interior que nos dice: parece que podrías correr esa carrera, y tu contestas a tu vocecita con tu vozarrón, ¿ estás loco o qué?, pero la dichosa vocecita ya ha puesto la semilla, y poco a poco debilita tus muros y acabas apuntándote a la maratón, y estaba previsto correrla en febrero, pero por los caprichos de los manda mal, nos la cambiaron a noviembre y creo que en realidad acertaron en cambiar, pero no en el año y sobre todo en las formas.

Esta historia mía, es vulgar, o mejor dicho, muy común, muchísimos corredores hemos recorrido el mismo camino, el fumeteo, sedentarismo, a volvernos ciudadanos sanos con unos políticos que te tienes que tapar la nariz, pero eso ya es otra historia.

En este camino hacia mi primer maratón todo ha sido positivo, he abierto un blog donde dar la lata con entrenamientos y referencia a las experiencias de las carreras etc , también he aprendido mucho, ahora sé mucho más sobre hidratación, fisiología, entrenamientos, estrategias, lesiones , escuchar al cuerpo y sobre todo, ahora, sé un montón de ZAPATILLAS, hay que ver como el mundo del consumismo nos va poco a poco comiendo el coco, sin darme cuenta ahora me atrevo a dar consejos de zapatillas, cuando voy a las tiendas de deporte es lo primero que miro, para ver si hay una buena oferta, las miro por internet, en las revistas, por la calle y en las carreras, este mundo de” runner” te vuelve un poco “ rarito”, y ¡ hay que ver si hay zapatillas!, hay zapatillas para las féminas, para nosotros, zapatillas de asfalto, de tierra y de montaña, zapatillas para pesos pesados, para delgaduchos, para pronadores , neutros y también para supinadores, zapatillas para volar, y las hay de las caras a las carísimas, todo un mundo del calzado concentrado en los locos que corren.

Y ahora ha pasado más de una semana de mi primer maratón, y le echo de menos, me gustaría ir a correrlo de nuevo mañana o pasado mañana, solo una semana después y parece que un mundo, ya es pasado y no volverá , seguramente es eso lo que echo de menos, ya nunca tendré un primer maratón, la inocencia, el miedo a no poder ya no volverá .





Sábado día 26 de diciembre de 2011, voy a recoger el dorsal, veo a amigos y compañeros de la maratón, hay en el pabellón príncipe Felipe muchísimo movimiento, está lleno de corredores, de familiares de corredores, de stand con todo tipo de prendas y complementos para el corredor, yo voy ciego buscando donde dan los dorsales, como si se fuesen a acabar, en la cola para el dorsal saludo a Paco, me da ánimos, en unos minutos tengo el dorsal entre mis manos, esto ya no tiene vuelta atrás, aparento estar muy, muy tranquilo, acompañado de mi mujer nos damos una vuelta por el stands, y buscamos el lugar donde nos dan la bolsa del corredor, no son muy generosos los del maratón de Valencia, nos dan una gorra, una braga para el cuello, y una camiseta, un gel y mucha propaganda, mucho papel, veo con satisfacción al grupo más loco de todo el maratón, el que alegra el furgón de cola, el grupo de Dany y Luis Castelló, hay más compañeros, pasa un negrito por nuestro lado lo agarramos y le obligamos a hacerse una foto con nosotros, tal vez sea el ganador de la maratón, se lo toma muy bien, gracias a él la foto sale chulísima.



Salgo de la feria del corredor y hacemos una vuelta de reconocimiento por la llegada, para abrir boca, vemos los arcos, muchos, tal vez demasiados, vemos la recta de llegada sobre el agua, muy chula, pero enseguida advierto el problema, las personas que vengan a vernos tendrán que llevar prismáticos o teleobjetivos, no vamos a tener el calor real de nuestros seres queridos, estarán un poco demasiado lejos, eso sí, la llegada, la foto, el entorno ,eso de maravilla, para la publicidad de la maratón perfecta, eso me deja un poco frio, a mi lo que menos me interesa es el aparentar, justo lo contrario a la gente que “ también nos manda”, odio las apariencias, más cuando engañan, pero eso también es otra historia.



¡ Como no! Como pasta, más concretamente macarrones, y mi mujer ha hecho tantos que voy a tener para cenar, la tarde de siestecita y al partido de básquet, ¡ bien, ganamos! , apenas he pensado en la maratón y el tiempo pasa volando, me espera lo peor, aparentemente estoy tranquilo pero no pego ojo en toda la noche, vuelta para un lado, para el otro, y a mí , que me habían dicho, que durmiese más de la cuenta, pienso que voy a estar fatal para la maratón sin pegar ojo, y la siestecilla de la tarde ¡¡¡solo fue de media hora!!!!.

Madrugada del 27

Me levanto de la cama, cabreado por no dormir, son poco más de las 5 de la mañana, me arreglo, desayuno, veo el canal de 24 horas y espero el momento de salir de casa, tengo ya preparada la bolsa de deporte con todo lo necesario, el dorsal etc, he quedado con Toni a las 7h 30´,vamos juntos y nos hacemos compañía mientras llega la hora, después de prepararnos dejamos la bolsa en la guardarropía, nos animamos y vamos derechos a la salida, hay cientos, miles de corredores, unos correrán los 10 km, otros la maratón, le digo a Toni que se vaya que yo me quedo en el furgón de cola, quiero salir de los últimos como lo tenía planeado, le deseo lo mejor.



Me quedo solo e intento concentrarme, me pongo en una pseudoposición de loto, y durante unos pocos minutos, intento por todos los medios concentrarme en el plan estratégico que tengo preparado, relajación, concentración, salir de los últimos, ir despacio, no, más despacio, cuando me entren ganas de adelantar bajar el ritmo ( un poco para bajarme los “humos”), la idea es llegar, sin límite de tiempo, pero llegar en buenas condiciones y disfrutar al máximo la carrera.

A lo lejos oigo los altavoces, incluso disparan fuegos artificiales, parece que por fin la carrera ha empezado, me pilla casi terminando los estiramientos, estoy al final de todo y poco a poco me uno a los últimos del pelotón de la maratón, bien, ya estoy ahí, un poco emocionado, la verdad, la gente anima de lo lindo, estoy encantado.

Voy muy despacio, las primeras sensaciones no son buenas, no sé si será por no dormir o por las nervios pero no voy nada sobrado, pero como voy tan despacio voy bien, empiezo estos primeros km con frecuencias cardiacas de alrededor de 135 ppm, para mi la frecuencia cardiaca es el parámetro principal para saber cómo estoy.

No sé muy bien cuando, pero pronto, encuentro a Rafa, un amigo, en su 25 maratón, tiene la experiencia necesaria para ayudarme a finalizar la maratón, me uno a él, a partir de aquí mi maratón cambia, vamos despacio, pero los km se suceden sin apenas darme cuenta, nos unimos a un grupo de corredores y corredoras que van a nuestro ritmo, y este grupo será mi grupo toda la carrera, está Inma de mi club, con un grupo de corredores y corredoras del runner wordl, vamos bien, despacio, pero bien, los km se suceden, ¡no sabía que podían pasar tan deprisa yendo tan despacio!, en el Km 15 mi media costilla y mi hija me animan, me hacen fotos, me dan un plátano, el resto de los dátiles y una botella de gatorade, menos mal que no me he fiado de la organización para la bebida isotónica,  poca vergüenza es lo que tienen, nos han dejado a más de la mitad de los participantes sin un poco de bebida isotónica en TODA LA MARATÓN.

Poco antes de la media maratón llegamos a nivel del grupo de Dany , Luis, de los Tomasos, Maje etc etc, vamos juntos uno o dos Km para dejarlos ya que llevan un ritmo aún más lento que el nuestro, mi ritmo cardiaco se ha mantenido muy estable hasta los 15 km, sin pasar las 139 ppm, ahora en el 16, ha pasado a 143 ppm.

Nos saludan todos los policías municipales que nos ven pasar, por lo que caigo en que uno o más de los que corren en mi grupo deben ser del gremio, y a Imna, le animan con la voz, con los gestos, y  hasta  con megáfonos.

En la media maratón según mi garmin 2 horas, 20´ y 03´´, estoy muy entero, pero se me pone un dolor ya conocido en la parte interna del muslo derecho, es un dolor que tengo cuando termino de correr, me concentro en que desaparezca, y me doy gran parte del impulso con la pierna izquierda, durante unos 3 o 4 km el dolor me acompaña para terminar desapareciendo.

Seguimos bien, pasamos por el km 30, mi mujer y mi hija me vuelven a alegrar,, más fotos, más ánimos, otro plátano, otro gatorade y hasta pronto, ya hemos pasado los túneles de paseo de la Pechina y nos dirigimos hacia la alameda, en la rotonda del 32 veo a mi compañero Angel y a Palmi, me alegro un montón porque no me lo esperaba, les oigo, me encantan esos ánimos , les saludo y me han dado un subidón, además me hacen muchas fotos, a partir de este momento entro en terreno desconocido, en los entrenamientos, mi mayor largo fueron 32 Km, a partir de ahora ya no sé a ciencia cierta cómo voy a responder, me he comido todos los dátiles, en número de siete, me los he comido pronto, ya que pensé que se absorben lentamente, y no he descuidado el beber, cada poco, un sorbo de agua o de isotónica, pero he bebido mucho, también he conseguido no pensar en el final, tal y como tenia pensado, he seguido estrictamente el artículo del “Kilometroseguro” sobre cómo correr tu primer maratón, y la verdad es que me está ayudando mucho, pasan los km, durante muchos km hemos hablado, no mucho, lo suficiente para decirnos unos a otros del grupo, que estábamos presentes, hemos perdido unidades, y se nos han unido acompañantes para ayudarnos en los últimos Km, mi frecuencia cardiaca en el km 30 es ya de 155, de aquí hasta el final, voy a ir entre 154-160 ppm, me encuentro cómodo en el ritmo y empiezo a tener un dolorcillo en ambos muslos, como sabia que tenía que llegar, apenas me molesta, no estoy sobrado de fuerzas pero en ningún momento me da la impresión de que voy a fracasar, en el 35 km comento a mis compañeros si les duele algo, y  parece que todos vamos igual.

En mis mejores sueños tenía planeado que a partir del km 35, si estaba bien incrementaría el ritmo, pero voy bien pero no me atrevo, y decido seguir con todos y al mismo ritmo, los Km van cayendo el 35, el 36, el 37, y empiezo a quejarme, a quejarme que se nos acaba el maratón, lo digo como una gracia, pero la verdad es que  lo pienso de verdad, veo como se me acaba un sueño, como voy a terminar mi primer maratón y que me voy a quedar sin reto, por un momento pienso en correr de nuevo, pero para atrás, hacia la salida, para que no se nos acabe, como todo tiene que tener, desgraciadamente,  un final.

Así que en una maratón, queridos sufridores, da tiempo para todo, para pensar, hablar, sufrir, alegrase, para llorar y también reir.

Nuestro grupo no adelanta a gente corriendo, vamos despacio, pero a partir del km 30, empezamos a adelantar a un montón de andadores, unos van con mejor cara otros con el dolor y el sufrimiento reflejado en sus rostros, saludo a nuestro compañero y amigo Paco, también a Victor, etc, vamos adelantando a decenas de corredores, y sobre el km 41 acelero un poco, y hago el km más rápido de mi maratón, ¡¡¡ como lo tenía planeado !!! sólo aumento un poco el ritmo para correr a menos de 6´Km, casi a 5´km en el último medio Km, llego a la recta final, mi mujer me hace una magnífica foto en el km 42, la que más me ha gustado, y los últimos 195 metros saludo a todo el mundo, sin ver a nadie, porque saludo a los que están y a los que ya no están, al cielo y al infierno, a la vida, a la verdad , y entro en meta, sigo corriendo un poco, estoy emocionado, pero quiero contenerme, no quiero dar un espectáculo, por fin maratoniano, no me lo puedo creer, y a la vez, me ha parecido demasiado fácil, seguramente al no correr solo, al ir con un grupo tan bueno, con un ritmo muy cómodo hemos hecho la maratón casi sin sentir, espero al grupo del que me he distanciado unos metros, nos felicitamos mutuamente, estamos todos contentos, y bastante enteros físicamente, Charo, Imna, Chelo, y yo como primerizos, Rafa con un cartel donde pone 25 maratones, 25 historias, algunas en el extranjero, gracias a ellos que me han ayudado a correr la maratón, ahora ya puedo escribir con mayúsculas que SOY MARATONIANO.

Tiempo oficial, 4h 46’ 52´´

Tiempo real 4h 42´ 51´´ a una media de 6´42´´ el Km


En mi garmin me salen 42.590 metros, pero me da igual, que me da lo mismo, conseguí mejor tiempo en la segunda parte maratón, tal y como tenía planeado y aunque me parezca mentira soy por una vez y para siempre MARATONIANO