Translate

28 abr. 2012

Crónica de la Maratón de Madrid

Cinco días después de terminar la maratón, me cuesta escribir la crónica, me pasa como a Guardiola, me ha dejado  vacio, o tal vez ya lo estaba, tanto tiempo preparando  la maratón de Valencia, tanta ilusión, la inmensa satisfacción de terminarla y las sensaciones  de la primera vez,que  me acuerdo de Rafa, que me decía que me envidiaba porque iba a correr mi primera maratón, y cuanta razón tenía, la de Madrid ha sido preciosa, mucho más bonita que la de Valencia, mucho más dura que Valencia, con mucha mejor organización que la de Valencia, con más cuidado al corredor popular que la de Valencia, muchísima peor situación el guardarropa que la de Valencia,  pero  en mi cabeza mi maratón de Valencia  ( 2011) siempre estará por encima  de cualquier otra, porque era el primero, por lo arropado, por la compañía, por todo.
En Valencia acabé la maratón como si ná, si en vez de 42, hubiesen sido 62 km segurro que los hubiese completado, en fin cualquier comparación  no tiene color.

Y la maratón de Madrid es una maratón completa, sus toboganes, su  maravillosa cuesta final antes de entrar al retiro, su animación, 20 bandas nada menos, el público de Madrid, que se ha portado fenomenal, creo que es de 10, siempre habrán pegas, somos tantos corredores, tantas cabezas pensantes y hasta tantos extranjeros y tantos corredores con tanta experiencia que tendrán mucha mejores opiniones que yo, para mi lo peor de la maratón fue que el guardarropa estuviese practicamente a 3 km de la salida, para mi sería mejor que la salida y la llegada estuvieran practicamente en el mismo sitio, y  tampoco me gusto nada la salida junto con los de la carrera de 10 km, ya que me supuso un stress añadido al llegar justo de tiempo por el guardarropa "a fer la ma", y al llegar a la salida ver dorsales de todos los colores.

Y es que todas las organizaciones necesitan magnificar, aparentar, sobredimensionar sus números, menos exagerados que las organizaciones sindicales o partidos políticos, pero también magnifican sus números, con los dorsales agotados, creo que eran 12600, seguro que no salimos más de 10.000 en la maratón, y junto a los de 10 km, que no se cuantos eran, y otro número no despreciable de gente sin dorsal ( habian muchos ), hizo que la salida fuese majestuosa, lenta y agobiante.

En lo personal, después del viaje en autobus, recogida del dorsal a primera hora del sábado,  estar toda la mañana y la tarde de paseo por la vía verde de Madrid, y hasta por IKEA (de visita turística), salí el domingo temprano, menos mal, porque no tenia conciencia del guardarropa (a fer la ma),  menos mal que me encontré a Alfredo e hijo, que me acompañaron hasta  el Paseo de Carruajes del Retiro, para dejar la ropa, si lo sé no llevo nada, porque acabé enfriándome antes de empezar a correr.

Empieza la carrera, tardo unos 7 minutos en cruzar el arco de salida,  salgo demasiado deprisa, no me he puesto en el furgón de cola como debía, y tampoco me ha dado tiempo a concentrarme, y otra vez como en Segorbe, nada mas empezar y el pulso por las nubes, solo que hoy no he tomado café, desayuné con agua y me he bebido  medio litro de isotónica, en fin a seguir,  sobre los dos Km empieza a normalizarse el pulso,



a nivel del estadio Bernabeu km 4, nos separamos de la carrera de 10 Km, se oyen gritos de ánimo, aplausos y se ven en la cara de los de 10 km, que también ellos también querrán  estar en este lado en otra ocasión.

Empieza a dolerme  a nivel de la ingle derecha, no es un dolor muy fuerte, y espero que se me pase como en Valencia, pero no tengo esa suerte y este dolor será mi compañero de viaje, ¡TODA!, toda la maratón.

Pasan los km y muchos son cuesta  arriba, la maratón de Madird es un contínuo tobogan, no sabía que  habían tantas cuestas, voy bien, en el km 10 me he comido todos los dátiles, beber  incluso demasiado, los avituallamientos en  esta maratón de agua e isotónica perfectos,  he quedado con la familia en el km 19, antes paso por la Gran Vía, la calle Mayor, la plaza Mayor y la Puerta del Sol, etc, ¡que recorrido!, llego al km 19, allí hay una de las duchas de la organización, busco a la familia pero no la encuentro, ni me ven, pero si que están, pues a Danny  y a Tomás si que les fotografian.




A partir de este momento si empiezo a preocuparme de si me va a faltar azucar, hay un gel esperándome en el Km 30 pero no me fio, sé como van las cosas en esto de las carreras y como nos va a los que vamos por la cola, en fin sigo a lo mio, la media maratón la paso bien en 2 h y 22', reales 2h y cuarto, justo como tenía planeado, solo que estoy más cansado de lo " planeado", aquí tenía que llegar fresco y de eso nada.

Me he quedado sin garmin, por lo visto está lleno, no le caven más datos, y se me apaga, por dos veces intento revivirlo, pero él está peor que yo.
Nos espera la Casa de Campo, dicho así parece que vayamos de paseo, pues casi que sí, la Casa de Campo se me atraganta, me separo del camino para aguas menores, al volver ando un rato, a partir de aquí termino la maratón corriendo y andando, paso por el Km 30, veo un montón de cajas y papelitos por todas partes, lo que no quedan son geles, no se porque, pero acerté, salimos de la tortura de la Casa de Campo y veo a mi familia en el km 32, menos mal, repongo fuerzas y me como dos plátanos ( demasiado) pero tenia hambre, yo soy capaz de engordar corriendo una maratón,  hay mucha gente por la calle y animan mucho,


corro durante unos km, no estoy tan mal de fuerzas como de cabeza, en esta carrera me doy cuenta que he echado la cuchara, no tengo  el empuje, las ganas que debiera tener, ando más de lo que debería, menos mal que las bandas de música, la gente,  etc, etc, te animan a continuar, mis compañeros de carrera son casi todos americanos y americanas del norte, llevan camisetas iguales y van en muchos grupitos, me adelantan cuando ando, les adelanto cuando corro, y así vamos durante un montón de km y hasta el final.

En esta maratón he tenido muy presente el libro que pasa por la cabeza  del corredor de fondo, de hecho, creo que si no lo hubiese tenido  en mi cabezota igual no hubiese terminado, y si que he tenido de usar las estrategias que van contempladas en el libro, poco a poco, corriendo y andando, vamos  pasando  los kilómetros, sé que los últimos ocho pican para arriba y a fé que no nos han engañado, cuando alzas la vista, a lo lejos y ves que lo que ayer te parecía una simple calle normal, ahora es una jodida cuesta que no tiene fin, corremos y andamos por el paseo Imperial,  de las Acacias, Embajadores, Ronda de Valencia ( ¡ bien, bien! terreno muy conocido), estoy reservando fuerzas, quiero acabar bien y sé muy bien lo que aún queda, ahora casi solo corro, estos últimos km los voy a hacer CORRIENDO!, levanto la cabeza y a correr, Atocha, el precioso Ministerio de Agricultura, alli me anima una valenciana que reconoce la camiseta que llevo,¡¡ por eso ya ha valido la pena!!, llevo la camiseta de Ruralcaja 2012, al princio esas franjas rosas me tiraban hacia atrás, pero ahora la veo preciosa, me encanta esta camiseta.

Se que cuando doble la esquina me espera "el Tourmalet", me espera LA CUESTA de Alfonso XII, esta la subo andando, y no porque no pueda, sino porque quiero llegar arriba en buenas condiciones para disfrutar de los 2 últimos Km, nada más terminar la cuesta a correr y  hasta el final y merece la pena, ya en la puerta de Alcalá, (¡¡bonita!!), y en la entrada al parque del retiro vuelvo a ver a la familia, subidón que me han dado, ahora ya no hay quien nos pare, incluso adelanto a corredores sin querer, esta ya no nos la tienen que contar, terminamos la maratón, un poco más de cinco horas, pensaba que tenia dos minutos más de margen pero me equivoqué, otro año repetiremos, Madrid merece la pena, y si es con Rock `n´Roll, mejor.











Terminamos que es lo importante, los momentos de debilidad, que los hay, se han pasado, y al cabo de unos días, echas la vista atrás y lo empiezas a ver todo más bonito, incluso ya he salido a correr, bueno, a trotre gorrinero, pero que mas dá mientras podamos contarlo, el próximo reto, bajar de las dos horas en la media maratón de Torrente, ya estoy pensando en esas cuestecitas de el Vedat de Torrente, las voy a subir  ¡¡¡a la pata coja!!!!.

3 comentarios:

  1. Me alegro que la experiencia haya sido positiva, Mapoma has comprobado que tiene un final muy exigente y has conseguido completarlo.

    Ahora a preparar esa bajada de las 2 horas en media.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Olga y Alfonso:
      Enhorabuena por tu maratón, he comprobado que conseguistes lo que te habias propuesto.
      No he conseguido publicar en tu blog,no he sido capaz de pasar el filtro ( por lo visto, soy una máquina).

      Eliminar
  2. Papuchi!!!! Aunque no estuviera presente yo también te mandé ánimos a kilómetros, y leer la crónica ha sido como estar allí. Jeje, que bonico eres. Un besote desde Madrid! :P

    ResponderEliminar