Translate

18 oct. 2014

XXIV MEDIO MARATÓN VALENCIA TRINIDAD ALFONS 2014


EL MEJOR GRUPO DE ATLETAS DE LA HISTORIA DEL MEDIO MARATÓN VALENCIA TRINIDAD ALFONSO  EN BUSCA DEL RÉCORD

 Está todo preparado, mañana a las 9  horas a.m. darán el pistoletazo de salida de  esta gran carrera, más de 10500 participantes,  récord de participación, circuito plano,  nos espera un recorrido muy mejorable, siguen pensando más en el tráfico que en los corredores.

Participación de lujo,  la organización   quiere conseguir   otro récord, este año creo que el calor nos va a perjudicar.

Hay algo que si han conseguido, tanto en esta media maratón como en la maratón de Valencia, ahora  son carreras grandes,muy bien organizadas, bien publicitadas y conocidas en el mundo de los corredores, se han hecho un hueco entre las grandes,  el corredor popular, el mayoritario sostiene la carrera  con la gran ayuda   la  de una Fundación,  Trinidad Alonso que  patrocina no solo esta carrera sino a deportistas para que  puedan seguir  participando en el  deporte de élite con becas, y a todos los populares,  patrocinando diferentes iniciativas en mi ciudad para que los corredores  estemos más cómodos y seguros,como el futuro carril para corredores en  el cauce del rio, siempre se  lo agradeceremos.

Y mañana el día grande a por la media maratón de Valencia será  mi cuarta participación.



  Nacho Cáceres y Vanessa Veiga lideran la armada española que correrá junto a un grupo de élites preparado para batir récords

El Medio Maratón Valencia Trinidad Alfonso ha presentado el mejor cartel de atletas de élite de sus 24 años de historia. Los principales objetivos marcados con este extraordinario elenco no son otros que llevar el ritmo más veloz posible para favorecer a los más de 10.400 runners y, en el apartado deportivo, conseguir el récord masculino en suelo español y el femenino del circuito.

En el apartado masculino el keniata Patrick Makau, ex recordman mundial de maratón, es el gran icono del 24 Medio Maratón Valencia Trinidad Alfonso. Su extenso currículum en ruta, así como sus impresionantes marcas (58:52 y 2h03:38) bastarían por sí solas para eclipsar a cualquier otro corredor que apareciera por la salida el próximo 19 de octubre. Su gran aval es su reciente tiempo de 27:57 en una prueba de 10 kilómetros disputada en EEUU.

Por lo exquisito del cartel de élites, Makau no lo tendrá fácil sin embargo para ganar, es más, lo tendrá dificilísimo. El joven keniata Abraham Cheroben (59:14 el pasado mes de marzo, y en clara trayectoria ascendente), así como Kenneth Kipkemoi (59:11), Simon Cheprot (59:20), Pius Maiyo (59:25), Jacob Kendagor (59:36), y Edwin Rotich (59:59) van a conformar el grupo de mayor calidad que jamás se haya reunido en la historia del Medio Maratón en España. Todo ello, sin contar a otros outsiders que vienen a Valencia para darse a conocer.

Siempre que la climatología sea benévola, se encuentran en peligro real, el récord del circuito (59:30, de Geoffrey Mutai) y en suelo español (59:26, del tristemente desaparecido Samuel Wanjiru). Vicent Rono, una de las liebres más sólidas del circuito internacional, se encargará de conducir al pelotón de los elegidos en torno a 28:10 por los 10 kilómetros.

Récord femenino del circuito

En mujeres destaca la figura de Joyce Chepkirui, también keniata. La vencedora en la edición del pasado y autora de una plusmarca personal de 1h06:18 en marzo de este mismo año viene a por todas. En total serán de la partida 6 corredoras sub 1h11, entre las que destacan sus paisanas Emily Chebet (1h08:20), Alice Kimutai (1h10:09) y la portuguesa Marisa Barros (1h 10:26). 

Participación española

Por parte española, el cartel se completa con la destacada participación de Nacho Cáceres, maratoniano olímpico del Carnicas Serrano, que aprovechará para preparar el Maratón Valencia Trinidad Alfonso y Vanessa Veiga, la también olímpica española. Ambos liderarán una nutrida y destacado grupo de la armada española.



Correremos  con  mi equipo de Valencia Basket,



28 sept. 2014

Valencia Triatlón 2014


El 7 de septiembre es la fecha  del triatlón en su modalidad  olímpica,  después de participar al pasado año en  el sprint  me quedé con ganas de más,  este año con  las ilusiones renovadas a por el olímpico.
La preparación  de este tipo de pruebas es mucho más  divertida que para la maratón, al tener que alternar  las tres modalidades y con el calor que hace,  la carrera  es la que menos practico, siendo sobre todo la natación y el ciclismo  donde  he puesto  casi todas las fuerzas.






Terminé la triatlón en su modalidad olímpica,  me ha encantado  esta modalidad deportiva,  pero no creo que repita,  dar las gracias a la organización del Valencia Triatlón por darme la posibilidad de participar y  acabar, a todos  y cada uno de los voluntarios, sin ellos este evento sería imposible, conmigo  han estado no de 10 sino de 11, jamás me habían animado tanto,casi hago podium pero por la cola,cuarto por la cola de mi categoría y muy orgulloso y satisfecho.













Como veterano 2 y no federado  me correspondió salir en la última ola, alguien tiene que ser el último,  la parte de natación no fue como esperaba, me quede casi ciego, las gafas se me empañaron enseguida y  apenas podía ver, la falta de experiencia no me dió la serenidad de  parar y limpiarlas,me costó encontrar las balizas e incluso la llegada,un voluntario me tuvo que señalar la dirección,













Llego a la bici animado, lo peor ya ha pasado, cuatro vueltas a un circuito peligroso,es verdad que falta pericia  con la bici, y que me tomé muy enserio no perjudicar a nadie, eso si lo conseguí,pero en la tercera vuelta ya iba solo, practicamente  el sector de ciclista fué una contrareloj, el calor  agobiante, mucha  humedad, el recorrido, en una buena parte a lo conocía porque  entrené  este verano.

Y llegó mi hora, mi prueba, la carrera, pero  el calor me está matando, la bici me ha dejado con poca fuerza, veo como van los demás, no les veo mejor que yo,  los voluntarios animan muchísimo,  también los que han acabado, voy como  un ciclista subiendo el Tourmalet, despacio pero rodeado que de gente animando, en la segunda vuelta de tres ya voy solo,al salir en  la última ola y ser muy lento la triatlón se ha convertido en una lucha deportiva en la soledad, como entreno, solo.

Llego a la meta, contento, he terminado mi reto, y sorpresa, el reloj de meta está apagado, ¿ porqué? eso si me molesta,  he terminado  mi recorrido completo,  no hay foto de la llegada, cuando espero  que salgan las fotos de la prueba resulta  que son escasas y  practicamente de los primeros, los federados, que no tengo nada contra ellos, sino  es una prueba popular, somos  casi 1700 apuntados  aunque un 15% no se han presentado, una foto de la llegada si me la esperaba, no todos los días  participa uno en una triatlón.

Tampoco hay ningún recuerdo (medalla) para enseñar a nuestros nietos, que el abuelo  participó en  la triatlón olímpica de su ciudad, creo que han dado una pulsera,

Estas pequeñas cosillas no pueden empañar la satisfacción de participar, y a la organización hay  que agradecer que nos de la posibilidad de participar, estoy seguro que cuesta un montón de  trabajo, no estoy en absoluto de coña, desde aquí las gracias, pero ya no me apunto más,  el año que viene  voy a ver la prueba, animar y tal vez me apunte de voluntario, que hay que ser positivo y disfrutar de este  gran evento  que se ha celebrado en mi ciudad por quinta edición y espero que muchas más.

Las fotos gracias a Emilio y compañía.















13 jun. 2014

El Valencia Basket hace historia

Este año disfrutando con mi equipo,  el Valencia basket,   este año  tiene magia, contagia ilusión, campeones de la Eurocup y aún  estamos vivos en la liga ACB, el  domingo último partido contra el Barsa, el resultado importante, el que gane jugará la final contra el Madrid, sea cual sea, no soy adivino,  de lo que estoy completamente seguro que la totalidad de  la afición aplaudirá con fuerza, este año se lo han ganado de sobra.

Dejo la crónica de David Vidal de la ACB.com



Redacción, 12 Jun. 2014.- Olvidó la épica, la supervivencia, la magnanimidad. Porque no le hizo falta. El Valencia Basket empató la serie (63-81), el 2-2 más atípico, tras recuperar su verdadera versión. La del equipo poderoso que hizo suya Europa. La del talento sin mesura, la del liderazgo anímico de los partidos.

El Valencia Basket amplió su rotación, perdió la necesidad de luchar contra las circunstancias y se desató. Para volver a ser el equipo del talento de Justin Doellman, de la mentalidad ganadora, del constante olfato a sangre, de la primera línea que amenaza con contagiar la rabia. E hizo al Barça desaparecer. O coincidió con ello. El conjunto azulgrana mostró su versión más inocua de la temporada. No solo sin las ideas, el acierto, el empuje o la clarividencia que en diversos momentos de la temporada ha echado de menos, sino sin sensación alguna. Todas ellas, en la mente de un Valencia Basket que no podía haber crecido más en menor espacio de tiempo.


Con una gran primera mitad de Justin Doellman (terminó en 14 puntos y 17 de valoración), la aportación esencial de un Romain Sato recuperado (15 puntos, 6 rebotes, 19 de valoración) y el control de Sam Van Rossom (17 tantos) pudieron con un Barça en el que solo Juan Carlos Navarro pareció a la altura (18). Y pudieron sin la necesidad de la épica y de las narrativas grandilocuentes. Con superioridad, infrigiendo al Barça su mayor derrota como local en Playoff.



Los posos del tercero


Cuando el Barça modificaba su quinteto ideal, buscaba los cambios que deshicieran las penurias del tercer partido. Juan Carlos Navarro empezaba de titular su partido 128 en el Playoff Liga Endesa, el que le convierte en líder en solitario, dejando atrás a Rafa Jofresa. Junto a él, unMaciej Lampe reforzado que solo había iniciado tres partidos en competición doméstica a lo largo del curso. Y aunque le siguieron aquejando muchos de los mismos males del tercero (la falta de clarividencia, la sobrecirculación, el desacierto), el marcador le ponía por delante (6-4).





Ante el letargo valenciano, pronto obtuvo el Barça las oportunidades para imponerse firmemente en el marcador. Un triple de Kostas Papanikolaou y tiros libres de Navarro (11-6) obligaban al despertar taronja, que llegó de la mano de un activo Serhiy Lishchuk, capital desde el inicio en el sostén interior de los visitantes en ambos lados de la cancha.


Pese a las ventajas que lograban en la pintura la pareja Lampe-Dorsey sobre Lucic-Triguero, los azulgranas seguían retozándose en la depresión a la que les conduce el tiro libre (7/12 en el primer cuarto). Solo la corta rotación coartaba a los interiores del Valencia Basket de llevar a sus pares a la línea. El dolor azulgrana en el 4,60 contrastaba con el acierto taronja. Con la sonrisa por esa conocida diferencia y la igualdad en la batalla por el rebote, los de Velimir Perasovicterminaban el primer cuarto con ventaja (16-20). La que habían parecido esquivar en el encuentro anterior.



Foto M.A. Polo

El Valencia Basket se recupera a sí mismo


Pero ya no tenía motivos para evitar el comando. Con Romain Sato de nuevo en pista, más unPau Ribas que empezó de titular tras rehacerse de los problemas musculares del martes, el Valencia Basket ganaba en capacidad, en rotación y hasta en control mental. Juanjo Trigueroaportaba un par de canastas cercanas al aro, Sato encestaba ante Abrines al poste bajo, Doellman le sacaba tres tiros a Nachbar... Y el Valencia Basket ya superaba el estadio de equipo derrotado, luchando contra los elementos, para regresar a su configuración original: la de una plantilla con talento y recursos suficientes para dañar por sí misma al FC Barcelona. También en el marcador: parcial de 4-15 (18-27, minuto 13).


Con la pareja Sato-Doellman imprimiendo sensaciones, el Valencia Basket era el de las tardes de gloria de la Fonteta europea. Los 150 aficionados taronja desplazados al Palau Blaugrana saboreaban a un equipo que atacaba a su rival con sus armas (Sato al poste bajo, Doellman superando a los cuatros desde el exterior, picando balones en primera línea defensiva), que disfrutaba y mostraba un reflejo de desenfreno ante la eterna seriedad culé.


Con el avance de la masterclass de Doellman (ante Nachbar, ante Lampe), la pequeña Fonteta se arrancaba con el “MVP, MVP” (22-35), mientras Navarro respondía asiendo el balón hasta encontrar la falta (sus puntos llegaban desde ahí) y convertirse en la referencia por su maestría en esa tarea. La única que movía el marcador del equipo azulgrana, sumido en una de sus mayores pobrezas de la temporada. Y con un Ante Tomic detenido sin miramientos por los interiores taronja, lo que encendía los ánimos del Palau Blaugrana contra los colegiados.


No era solo el contraste en la velocidad (la carrera de Lafayette ante los tres segundos de Tomic en la pintura), en la intensidad (un Barça de defensa tibia ante un Valencia con mordiente en las ayudas) o en el acierto (38% en tiros de dos local, por el 53% visitante). Es que el Valencia Basket era el desate, el florecimiento, la ironía, el atrevimiento. Y el Barça la inacción, el angustioso pasar del tiempo, la estación más depresiva.


Hasta la última jugada del segundo cuarto. Papanikolaou lanzó desde su casa en el último segundo. Y Sato taponó. A 30 metros del aro. La imagen del hundimiento azulgrana, que había sudado los 25 puntos que sumaba al descanso (25-37).



Un Barça inocuo


Y el guion se reproducía con exactitud en el tercer cuarto. Dos pérdidas del Barça (Huertas y Navarro) eran contestadas con efectiva brillantez. La zona 2-3 que había planteado Pascual se rompía con el primer triple taronja del partido (Lucic) y un tiro lejano de Van Rossom, que volvía a la carga completando un contraataque para incrementar la máxima de su equipo (25-42).



ACB Photo / Víctor Salgado

Y, cuando el Barça parecía activar sus armas (triple de Navarro, buen movimiento de Lampe en la pintura), el Valencia Basket se retrotraía a sus mejores tiempos. Los de la velocidad y el acierto. Los de las 30 victorias en la mejor liga regular de su historia, los del título de Eurocup. Pau Ribas y Oliver Lafayette devolvían el +17 (32-49) para un Valencia Basket que se había convertido en fagocitador de las sensaciones del Barça. De un Barça abrazado a lo más inocuo e inexplicable de sí mismo.


Por eso cuando Navarro seguía virando el timón ni siquiera se incrementaban las sensaciones deltodo puede pasar. Porque las sensaciones eran taronja.


Ni con la intención revulsiva de Jacob Pullen ni con todo el esfuerzo de Navarro el FC Barcelona avistaba nada semejante a una resurrección, lo único que le pudiera haber llevado de vuelta al partido. La puntilla de Justin Doellman y Romain Sato (otra vez ellos...) desde el 6,75 elevaba la diferencia a 20 al final del tercer cuarto (41-61), en el que el Valencia había jugado con el dolor del Barça.





El dominio de un campeón


Cayó con relativa claridad en el primer encuentro. Sufrió la dureza de la derrota en los últimos instantes del segundo choque. Ganó in extremis el tercero. Y dominó el cuarto. El Valencia Basket no podría haber experimentado mayor crecimiento en menor espacio de tiempo. "Hemos ganado y tenemos la confianza muy alta", amenazaba Pau Ribas tras el primer partido en la Ciudad Condal. En el inicio del último cuarto, sencillamente desbordaban, cuando se colocaban hasta con 23 de ventaja, tras empezar el periodo en el tiro libre por una técnica al banquillo azulgrana.


Los de Xavi Pascual se jugaban la desesperación del que ataca todos los balones, sube líneas y presiona por encima de lo habitual y lógico. En ataque, un aplaudido Pullen buscaba lo imposible, junto a un Navarro que reclamaba la responsabilidad (18 tantos, 20 de valoración). Pero mientras el Barça multiplicaba su actitud y mejoraba su imagen, el Valencia Basket se mantenía con la madurez del equipo consagrado. Ni con el 57-69 en el minuto 35 parecían aflorar tensiones extras. En parte, gracias a un Sam Van Rossom especial en el desarrollo del partido. Con 17 puntos, era el máximo anotador del equipo, pero en su honor brillaba la capacidad para controlar las necesidades de su equipo en un partido.



ACB Photo / Víctor Salgado

El Valencia contemporizaba su amplia ventaja (60-75, minuto 37), en otra muestra de saber estar. Y el Palau Blaugrana así interpretaba su dominio, abandonando por adelantado sus asientos. El Valencia Basket había logrado devolver la serie a Valencia. Jugarse el todo o nada por la Final de la Liga Endesa en la Fonteta. Lo que parecía ir contra la lógica tras haber perdido los dos partidos en su casa. Un vuelco en el curso de la serie, de la temporada, de las sensaciones... y del futuro. Domingo, 19:00 horas.
David Vidal
ACB.COM
Últimos artículos relacionados con Valencia Basket Club S.A.D.

25 abr. 2014

Crónica de la XXXIII MARATÓN DIVINA PASTORA DE VALENCIA 2013

Crónica de Valencia runner
El Maratón Divina Pastora de Valencia 2013 ha batidos todos los récords que se había propuesto. La edición número 33 pasará a la historia al conseguir la mejor marcade maratón en suelo nacional, junto con las dos mejores marcas de la prueba.
maratón valencia 2013, record, Felix Kipkemoi KenyEl ganador de la prueba, el keniano Felix Kipkemoi Keny,  detuvo el crono en un tiempo récord de 2:07:14. Con esta marca, Keny supera el mejor tiempo de la prueba marcado en 2011 por Kosgei Isaiah Kiplagat, (2:07:59) y también bate la mejor marca hecha en suelo español que ostentaba Jackson Kotut, conseguido en el Maratón de Barcelona de 2010, con un registro 2:07:30.
En la categoría femenina, la vencedora ha sido la etíope Azalech Masresha, con un tiempo de 2:27:01. Consiguiendo a su vez, el récord de la prueba en la categoría, que pertenecía a Luisa Larraga desde 2001. Mientras que la corredora del Cárnicas Serrano, Fatima Ayachi hizo quinta con mejor marca persona con 2:33:50, por delante de Vanessa Veiga. Lavalenciana Marta Esteban Poveda fue octava.
Sin embargo no todo fueras buenas noticias. Hassanhe Ahouchar, uno de los favoritos, no pudo tomar la salida tras estar toda la semana con fiebre. Y uno de los mejores españoles, Carles Castillejo, que decidió retirarse molesto con la organización, como ha expuesto en su twitter personal, por la ausencia de ‘liebres’ que le habían prometido, según el propio corredor. Paco Borao, presidente de la SD Correcaminos, afirmó en LasProvincias.es que “quizá no estaba en su mejor forma”
Al igual que el valenciano Luis Felix Martinez, que también abandonó  Así, el mejor español fue Agustín Sieres, también del Carnicas Serrano,

Maratón Valencia 2013: récord de corredores

En cuanto a los corredores populares, recordamos que un total de 11.300 tomaron la salida, por lo que ya se había batido el récord de inscripciones antes de dar el pistoletazo de salida. De ellos, 9.646 llegaron a meta tras superar los 42km del renovado recorrido.


grupo de preparación


Mi crónica

17 de noviembre del 2013,  se celebró  treintaseixava  maratón de Valencia,  en una mañana espléndida  para correr, sin lluvia a pesar de los pronósticos agoreros de los meteorólogos, ya tenía unas notas para hacer la crónica, pero  ha pasado tanto tiempo que las he perdido,  cada vez me cuesta más escribir,  la maratón me deja  totalmente  vacío,  esta carrera lo tiene todo,  un  halo extraño  envuelve esta distancia en concreto que no tienen las demás.
Esta maratón me la había planteado como mi última maratón, en plan de disfrutarla, sin apenas preparación solo tenia  la pretensión de acabar, en cada momento me despedía de la distancia, nada tenía que truncar la carrera,  y  con este ánimo salí como tenía previsto de los últimos de la maratón, por  lo que al principio tuve que  preguntar  a que lado era la maratón, ya que se celebraba una carrera de 10 km paralela, y al estar al final no sabía el lado de la maratón.

El ambiente absolutamente espectacular, la maratón de Valencia ha crecido,  en mi corta experiencia, solo he corrido tres maratones en Valencia, he observado como  la maratón año a año está creciendo y ahora tiene hechuras de carrera de las grandes,  se respira en el ambiente, por el número de arcos, la cantidad de cámaras y fotógrafos, por el número de corredores, por la puesta en escena, por un sin fin de intangibles que notas que estas en una gran carrera, otro tema son los fallos de la organización  que año a año  se repiten, el problema de las camisetas, el de las medallas  son temas  que oscurecen   mucho para el corredor  popular  el trabajo de la organización, sentir que  el propósito  de la organización es que se bata el record  de la carrera, que sea la maratón  más rápida de España, del mundo y de  la vía Láctea, todo lo podían conseguir sin menospreciar al corredor popular,  no es de recibo que si hay 11300 inscripciones, solo tengan 10000 medallas, que falten camisetas  todos los años, son  menudencías,  pequeñas  incomodidades  que solo afectan al corredor no solo popular sino a los que llegamos los últimos, a mi aún me llegó la medalla.

Dejando de lado a la organización que ha crecido y crecido como un gran gigante, rico y ostentoso, pero que no saque  pecho  tan  a la ligera, son muchos los corredores valencianos que dejan de correr  en la maratón de Valencia para correr en Murcia,  Castellón , etc y eso si que da que pensar.
















Hoy  voy a triunfar, ese es mi pensamiento antes de correr la maratón, con tres maratones  de experiencia ya me creo el rey del mango,  salgo el último como tenía previsto, y  voy sin reloj, sin pulxómetro,  a pecho descubierto, correr por sensaciones, pero no estoy del todo locatis, solo un poco, saldo el último pensando que es mi última maratón, y lo pienso de verdad, solo quiero disfrutar, correr despacio, recorrer mi ciudad por la calzada, sin prisas, hay mucha gente animando, desde el principio se nota que la organización ha conseguido  movilizar  mejor  que nunca a la sociedad valenciana, han estado poniendo carteles por las calles, rueda de prensa,  programas en la radio, internet, este año se lo han currado,  salgo  muy despacio como en mi primera maratón  en el furgón de cola, pronto veo  a Sagrario y Antonio, amigos del runner y me uno a ellos, vamos hablando, riendo y despacio, sobre el Km 11 Antonio empieza a dar síntomas de debilidad, me despido, nos deseamos suerte y hasta la próxima, pronto alcanzo a Fernando, lo conocí en el grupo de entrenamiento de la maratón, es su primera maratón, como si fuese un experto le aconsejo, le animo y acompaño durante unos Km para poco  a poco adelantarme y alcanzar al grupo de  Charo, Mayte ect, les acompaño unos km, por la avenida de los Naranjos, calle la Reina, puerto Menorca y la avenida, pasamos  viveros y capitania,  los dejo a nivel de la calle la Paz, voy tan bien!! en la plaza del ayuntamiento  alcanzo y sobrepaso al práctico de las 5 horas es mas o menos la media maratón, voy bien  yo mando en esta carrera,  ahora ya solo contra todos por Guillem de Castro saludo a la familia, en las torres está Danny dando ánimos  seguimos bien y alcanzando corredores, despacio pero sin pausa, ahora viene la parte del recorrido más peligrosa, llegamos al km 30 y la avenida Burjasot , General Avilés, Pio Baroja se pueden hacer muy pesadas, pero voy bien, sigo pasando lentamente corredores hasta que de repente sobre el km 35 cuando pasamos por la avenida del Cid noto el dolor que me acompaño en anteriores ediciones, un dolor  a nivel de la ingle derecha, voy cojeando pero a estas alturas estoy convencido de que llego, ahora empiezan a adelantarme corredores, oigo a un italiano que corre y habla por teléfono, está muy , muy contento, está hablando con alguien que quiere y le esta gritando que si, que termina la maratón,  yo  a mi marcha de cabeza muy bien pero no me doy cuenta de lo despacio que voy, y eso que  voy por mis calles, a nivel de Colón vuelvo a ver a mi mujer, se queda preocupada porque me ve mal, me más mal de lo que yo me veo, porque voy cojo pero sigo, me adelanta Fernando al que acompañé al principio, lleva un reflex en la mano y me lo ofrece y yo soy tan gilipollas que no caigo de lo bien que me hubiese ido, Fernando va muy bien, me deja atrás y yo lo animo¡ como si le hiciera falta!.
Km 40, a pesar de que el dolor va a más, decido acelerar, solo son dos km,  y  nos animan por todas partes,  el final de esta maratón es preciosa, espectacular,  entro a meta con un tiempo  de pena, tal vez sea mi última maratón y estoy contento, totalmente cojo, ahora casi no puedo andar, de forma lastimosa  me voy a por la medallita,  y a recoger la bolsa en el guardarropa, mi hija me ve y me ayuda a salir, este maratón ya es historia  vivida, solo quiero  volver a sentir alguna vez como en el primer maratón, sé que nunca  lo sentiré, pero  cuando  lo recuerdo  la felicidad vuelve a mi cara,  y el año que viene ya  ha llegado, esta crónica parece la historia interminable, hoy 25 de abril del 2014 no me he apuntado aún a la maratón de Valencia, reconozco que la maratón es una carrera que mentalmente te puede dejar muy tocado,  y de momento no estoy preparado.



















Sagrario me dejas sin palabras
 Para los del furgón de cola, para los olvidados, para los que no les llegan las medallas, ni  las toallas ( ni las vi), para los que nos apuntamos a todo, los que cantamos  cuanto corremos, contamos chistes y nos animamos, que sin desánimo salimos casi todos lo  días a entrenar, llueva o haga  calor, para todos los valientes  que se atreven a desafiar por un momento la lógica cerebral, para los creyentes y para los agnósticos, para los altos y los bajos, para los trabajadores y los jubilados, para  los que leen y los que ven la televisión, para los burros, los  los inteligentes para los que se creen son son algo,  y  especialmente para ti que me has aguantado.
New york!!    no,  is Valencia, Spain.

triunfadores


triunfadores

triunfadores


Paco gran corredor y mejor persona

grandes, muy grandes los prácticos de 4 horas.





amores


aquí la más triunfadora, enhorabuena!!!




nada nos detiene



pasito a pasito

4 feb. 2014

VI Media maratón vía Maretal de Sueca

El día 2 de febrero se disputó una media que se caracteriza por su gran trato al corredor popular, con casi 500 participantes, un tiempo soleado y templado para ser invierno, con algo de aire disfrutamos de esta media, a la que han cambiado el recorrido, echamos de menos el tramo por  la albufera y ribera del Júcar, este año más poligonera que el año anterior.
Es una media llana,   que este año con un recorrido algo corto, los garmines de los corredores  han coincidido que podían faltar unos 400 metros, a destacar el buenísimo trato al corredor, no ha faltado de nada,  bolsa del corredor muy completa, fruta y agua en los avituallamientos, bocadillo, cocacola,  cerveza, camiseta, etc, etc, es de agradecer  a la falla Maretal de Sueca que todos los años organice esta maratón cumpliendo con creces las necesidades de los corredores, maratón entrañable, con recorrido mejorable y que  me viene muy cómoda porque me permite desplazarme en tren de cercanías que nos dejo en la misma salida.
Mi tiempo  mejor tiempo en una media, 1hora 49´29´´, lástima que si parece que faltan metros.